sábado, 6 de agosto de 2016

Víctor Zurita Soler.

Contaba la leyenda,
sobre un donjuán sin censuras.
Sobre sus afanes con doncellas,
Durante las noches hasta la una.

Contaba la leyenda,
Sobre cómo le comía su ego,
Sobre los males que desvenda,
Y los terrores de su alma negro.

Contaba la leyenda,
Que no fue eterno el sufrimiento.
Que desde que la conoció a ella,
No temía, soñaba de sus besos.

Contaba la misma leyenda,
Cómo la amaba a esa inocente.
Como si de un fino hilo dependa,
La muchacha de cristal endeble.

Contaba esa leyenda,
Cómo gritaba por los montes su amor.
Cómo veía en ella la flor más bella,
Cómo acabó todo de un cañón.

Contaba la leyenda,
Contaba y no cuenta,
Pues se quemó esa misma leyenda,
Junto a las cenizas y la amada,
La pasión por la desafortunada.

img-20150907-wa0033

El maquillaje y la sociedad.

Cómo el delineador o unos labios rojos han cambiado los juicios y prejuicios de las personas en nuestra sociedad.


Todxs sabemos que es mentira decir que el maquillaje no influencia a las personas. Nos juzgan, critican, tachan, e incluso agrupan según cómo llevamos la cara, si "pintada" o no. Aún así, muchxs diréis que no, que eso no es verdad, que el maquillaje está introducido ya en la sociedad, que todo el mundo es libre de ser quien quiera, como quiera, y porque quiera. Hoy, os voy a explicar por qué sé que no está generalizado, y una posible manera para conseguir dar ya un paso más adelante.

Antes que nada, quiero aclarar que, la razón por la cual estoy tan segura de esta faena, es porque yo misma lo vivo en mi día a día, sí sí, y voy a ser sincera, con mis padres, mis amigos -y digo amigos en masculino, que son los que más me sacan el tema-, mis amigos, y uf, desgraciadamente, mi pareja.

Vivimos en un hermoso planeta donde se admira la música (eso sí, no todos los estilos, mayoritariamente sólo la comercial), la literatura, su poesía, la pintura y demás artes primitivas. ¿Que por qué? Por eso mismo, son prehistóricas todas estas artes (obviamente, la música comercial no es prehistórica, pero nos entendemos, ¿no?). Y es que parece que, a pesar de ser tan revolucionarios, tan iniciadores del siglo XXI, seguimos siendo unos retrógados en temas que no nos interesan. Como si fuéramos unos abuelitos que no entendemos de iPhones y lo dejamos para las siguientes jóvenes. Como si el maquillaje, la moda, las redes sociales, y siento meter el tema pero, la sexualidad, fueran temas demasiado recientes para nuestras pobres mentes, como si tuviéramos que dejar estos temas para las siguientes generaciones, "ya se encargarán ellos de eso", ¿no?

Entrando ahora bien en el tema, aquí viene mi afirmación, el maquillaje es un arte. Y es además, un maquillaje estupendamente expresivo. ¿Os podéis creer que, con tan sólo llevar un tipo de maquillaje u otro, ya se puede saber de qué clase social es una persona? Con tan solo ver el maquillaje, se puede observar y entender la forma de pensar de una persona, si es introvertidx, emo, divx, choni u otakus, entre otros.

Y quisiera dejar claro a todos nuestros salvadores, a todos los voluntarios, a todxs aquellxs que creen merecen un premio nobel de la paz al decir "anda nenx, tú no necesitas maquillaje". ¡Un poco de por favor! No voy a rechazar el hecho de que el maquillaje PUEDE acentuar ciertas facciones en el rostro haciendo que éstos se vean mejor, o consiguiendo que ciertas personas sientan una mayor autoestima. Obviamente, estoy a favor de que debemos amarnos a uno mismo para sentirnos mejor en este planeta. Sin embargo, si a alguien le parece tener ojos pequeños, pues entonces existen productos que pueden crear una ilusión óptica haciendo que éstos se vean más grandes (aquí tenéis un ejemplo de Ratolina: https://www.youtube.com/watch?v=4pIqVScvwCg); si a una persona no le gusta el color de sus cejas, o quisieran tener una cara menos redonda, o cuadrada, u ovalada o de forma de corazón, pues existen infinitos trucos de maquillaje que conseguirán que al menos de forma ilusionaria, puedan crear algo nuevo, con su propia cara.

El maquillaje es arte, más que muchos cuadros -literalmente- inasequibles. Imaginaos, que es posible hasta maquillarse una cara entera para crear un efecto "natural". Que es posible conseguir una piel bronceada sin necesidad de tostarse al sol, sin necesidad de aumentar la probabilidad de obtener cáncer de piel, sin necesidad de echarse aceite de oliva en pleno verano sólo para sentirse más aceptado. Poder dibujarse unas cejas aquellas personas que por razones clínicas las han perdido. Por favor, ¿me vais a decir que una persona que dibuja un punto negro en un lienzo blanco sabe más de arte que alguien que puede cambiarle la cara completamente a alguien con tan solo maquillaje? Os pido que penséis un poco.

Me gustaría ahora sacar vuestro lado vulnerable al decir que, todo este artículo lo he querido escribir lo más neutral posible. Pues tanto mujeres como hombres deberían tener el derecho a maquillarse. Que parece que nacer varón ya pierden el derecho de disfrutar de este arte en su día a día. Se reprimen, ¿vamos a empezar a darle la vuelta a la situación ahora, o cómo va esto? Y me incluyo en este grupo, porque yo también he estado desinformada culturalmente y me he permitido analizar negativamente el estilo de maquillaje de tanto mujeres como hombres, como demás.

Si tuviera que ser yo la encargada de sanjar este tan polémico tema para algunos, y tan -demasiado poco- relevante para otros, expondría lo siguiente.

Ama el mundo, ama la locura, ama el desastre, ama las perfecciones, las imperfecciones, ama lo bello, lo feo, lo   horrible y lo hermoso. Pero sobre todo, ámate a ti. Nunca cortes tus alas y corre a vivir.

img-20160826-wa0018

Pensamientos construidos en Grecia, lejos de ti.

Odio echar de menos lo bueno, me mata por dentro.
Me retuerce el estómago, me da tiempo para pensar. En ti, en mí. En tu pasado, mi pasado. En nosotros, nuestro futuro. O tu futuro y mi futuro.

No lo sé, no me gusta pensar.
En si realmente me amas con tu alma, o sólo he sido la tonta delante de tu arma.
En si tuve suerte yo, o la tuviste tú. O los dos.

Egoísta, ¿quién es más egoísta de los dos: tú por no quererme porque no quieres, o yo por querer que me quieras más?
Egoístas los dos.

Ya te digo, no soporto la distancia, me hace conspirar demasiado.
qué cosas habrás hecho ya en el pasado que me ocultes, qué cosas estarás haciendo en el presente que me ocultas, qué cosas harás en el futuro que me ocultarás.
Es que va en serio, no me gusta pensar.

Porque mi imaginación va más allá de lo legal, de lo leal y de lo real. Porque luego tengo pesadillas y entonces ya sí que la liamos. Porque algo me dice que más de la mitad de lo que se me pasa por la cabeza es cierto, y eso no me gusta.
Ni un poco.

No me obligues a pensar.
A no ser que te obligues a cuidar mi alma.
Entonces pensaré todo lo que tenga que pensar, y me dejaré de preocupar por los daños que provoca mi imaginación.

WhatsApp Image 2016-11-19 at 19.59.59.jpeg

FOLLOW BY EMAIL